Para mi la pelota era como un diamante: un diamante no te lo quitas de encima, lo ofreces.
Glenn Hoddle

Otras Frases Que Te Gustarán