Dos excesos deben evitarse en la educación de la juventud; demasiada severidad, y demasiada dulzura.
Platón

Otras Frases Que Te Gustarán