Si al final de un partido o un entrenamiento no te encuentras cansado, es muy probable que nos has defendido, que no has jugado sin balón, que no has cambiado de ritmo todo lo intenso que puedes, y esto es un gran lastre para tu mejora técnica, física y mental respecto al baloncesto.
Anónimo

Otras Frases Que Te Gustarán