Con 15 años ya era un buen jugador, pero tenía un tiro horrible. Hasta tiempo después no logró ese tiro a canasta por el que se le conoció, y ya se puede imaginar cómo lo consiguió. Otros chicos eran mejores que él, pero nadie trabajó tanto como Drazen. Está claro que hace falta talento, pero el trabajo fue clave. ( Hablando sobre su hermano Drazen Petrovic )
Aleksandar Petrovic

Otras Frases Que Te Gustarán