Tal es el único jugador que recuerdo que no calculaba largas variantes: ¡sencillamente las veía! Cientos de fantásticas combinaciones desfilaban continuamente por su cerebro, y su imaginación no conocía límites
Garry Kaspárov

Otras Frases Que Te Gustarán