Los niños son siempre el símbolo del eterno matrimonio entre el amor y el deseo.
Oscar Wilde

Otras Frases Que Te Gustarán