Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.
Séneca

Otras Frases Que Te Gustarán