Quien contempla a un verdadero amigo, es como si contemplara a otro ejemplar de sí mismo.
Cicerón

Otras Frases Que Te Gustarán