No solamente es ciega la fortuna, sino que de ordinario vuelve también ciegos a aquellos a quienes acaricia.
Cicerón

Otras Frases Que Te Gustarán