La misma debilidad de Dios procede de su omnipotencia.
San Agustín

Otras Frases Que Te Gustarán