Cuando uno ha perdido, no se da cuenta de que ha terminado un partido excepcional, maravilloso, un partido que nadie nunca podrá críticar.
Manel Estiarte

Otras Frases Que Te Gustarán