Al principio son pequeños, pero en su dicurrir se hacen más fuertes y profundos, y una vez han empezado ya no tienen vuelta atrás. Así sucede con los rios, los años y las amistades.
Anónimo

Otras Frases Que Te Gustarán