El primer hombre en comparar las mejillas de una joven a una rosa fue obviamente un poeta, el primero de repetirlo fue posiblemente un idiota
Salvador Dalí

Otras Frases Que Te Gustarán